TALLER PROYECTO IGMA: Desarrollo de Nuevos Procesos de Integración a Través de la Orientación

El trabajo del orientador laboral -mentor, consejero, etc.- es siempre complejo en cuanto a que su labor se desarrolla en un escenario en el que confluyen diferentes fuerzas o tendencias:

  • El marco administrativo y legal del proceso: las regulaciones y restricciones legales implícitas en cuanto a que el destino es la inserción en un mercado laboral o un itinerario formativo, ambos, regulados por el Estado.
  • El desarrollo profesional propio de la profesión: las metodologías y procesos aplicables al propio itinerario difieren en cuanto a fórmulas y resultados.
  • El factor humano teniendo en cuenta que de lo que se trata es de acompañar, guiar, aconsejar a personas, en un camino siempre personal y diferente para cada uno, con el objetivo final de conseguir un empleo, lo que conlleva una carga emocional y vital, y también una forma de estar y participar en sociedad.

Respecto al primer punto, la intervención directa del profesional no es habitual dada la amplitud del marco de referencia. Pero en cuanto a los dos siguientes su capacidad de acción -u omisión- puede ser determinante en la efectividad del proceso de orientación.

IgmaTaller3

Con estos antecedentes celebramos a principios del mes de octubre en Santander un taller en el que se informó de la metodología de orientación y gestión del desempeño propuesta en el proyecto europeo IGMA. El encuentro se celebró en el Centro de Formación y Empleo del Ayuntamiento de Santander. IGMA persigue el desarrollo de una metodología para la integración efectiva de personas inmigrantes en la formación como puerta de acceso al mercado laboral a través de la gestión de casos y la realización de un itinerario adaptado a sus necesidades específicas.

IgmaTaller1Este proyecto está dirigido a todos aquellos profesionales que trabajan en el asesoramiento y guía de grupos en desventaja en general y personas inmigrantes, en particular, para su integración en el mercado laboral a través de la formación (agentes de integración, trabajadores sociales, agentes de desarrollo, trabajadores en centros de educación para adultos, técnicos de ONGs, personal del servicio público de empleo, oficinas de bienestar social, etc.).

Los puntos principales que se trataron durante la jornada fueron además de la presentación del proyecto, la exposición de uno de los concepto básicos recogidos en IGMA, la noción de Distancia al Mercado Laboral y su aplicación práctica en Suecia y Reino Unido. En la sesión de tarde los participantes trataron de adaptar este modelo a las características y condicionantes del contexto español.

EL MODELO DE DISTANCIA AL MERCADO LABORAL

El modelo de Distancia al Mercado Laboral pretende hacer visibles los pequeños pasos que necesitaría un determinado grupo objetivo/individuo para lograr su meta. Los pasos están ordenados según una secuencia cronológica típica.

La imagen que puede responder a esta idea es la de una escalera lo que significa, entre otras cosas:

  • El proceso de orientación se “rompe” en pasos pequeños y bien definidos.
  • Lograr algo significa esforzarse en ello y de esto tiene que ser consciente el “cliente”.
  • Las metas resultan claras para la persona, subiendo cada vez a más.
  • Algunas personas pueden subir muy rápido y otras no.
  • Como orientador enseñas a tu “cliente” a subir la escalera.
  • Como orientador siempre sabes en que momento está tu “cliente” (a qué altura se encuentra).
  • Un buen orientador sabe por qué una persona duda en un determinado peldaño (detecta barreras y como superarlas).
  • Los clientes no caen entre peldaños.

El desarrollo de esta metodología responde a la doble necesidad tanto de mejora de los resultados en el trabajo como de medir los logros técnicos y profesionales. Además se desarrolla la conciencia compartida, entre organizaciones, de cuáles son los pasos del proceso de orientación que lleva cada una lo que permite una mejor coordinación entre agentes en el territorio, y debiera facilitar la puesta en común de procedimientos para la recogida de información e informes que permitieran una gestión más eficiente.

APLICACIÓN AL CONTEXTO ESPAÑOL

IgmaTaller2Durante la jornada de tarde los 10 profesionales participantes en el taller, pertenecientes a igual número de entidades, debatieron y reflexionaron sobre el modelo de Distancia al Mercado Laboral y su aplicabilidad al contexto español.

En el proceso de integración a escala regional encontramos un escenario, con algunas características comunes a distintos países europeos, en el que

  • Aparecen diversas organizaciones y profesionales implicados. Cada uno con un plan o método.
  • Se superponen servicios.
  • La calidad en la relación con el usuario depende del profesional y no del procedimiento. La información entre profesionales se comparte de manera informal y por amistad.
  • Los procedimientos, en muchos casos, son más importantes que los resultados.
  • Los usuarios pasan de un servicio a otro, buscando una solución y tratando de componer un puzle personal que resuelva sus necesidades. Con lo cual algunos se sienten desmotivados.

Los grupos trabajaron directamente sobre el modelo sueco que dibuja 30 pasos o escalones, desde el registro en los servicios de empleo a la mediación y entrada en el mercado de trabajo. Las organizaciones presentes comparten y realizan muchos de los procedimientos expuestos aunque en su desarrollo hay matices diferentes.

La presentación de los resultados de cada grupo difirió en cuanto al número de pasos necesarios y el orden de los mismos. Entre las aportaciones y valoraciones generales que se pueden extraer destacamos:

  • Se manifestaron las diferentes formas de aproximación al usuario y de recogida de información. La necesidad de que la primera toma de contacto no sea simplemente para rellenar un formulario y la importancia de intentar ganarse la confianza como forma de compromiso en futuras citas.
  • La importancia de que el usuario formalice un compromiso (contrato) y de que este documento este presente a lo largo de todo el proceso.
  • La conveniencia de la evaluación no solo del usuario y sus logros sino también de la red y la efectividad del servicio prestado por las entidades. Es una forma de mejorar, ser flexible y adaptarse a las necesidades del usuario.
  • Incorporar en la mediación el apoyo al emprendimiento, el autoempleo, las cooperativas, etc., como recurso frente a un mercado laboral paralizado como es el español en la actualidad.
  • Incluir en el proceso de orientación el aprendizaje que se extrae de los usuarios (modelo aprendizaje-servicio). Estrechar los lazos de trabajo y relación entre organización/usuario/comunidad.

El debate también sacó a la luz los principales retos para que la estructura general del sistema español permita una mayor eficiencia:

  • Un sistema más flexible para el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y certificaciones educativas con el objeto de facilitar el acceso de las personas inmigrantes al empleo cualificado o a los itinerarios formales de educación.
  • Ser capaces de orientar a los usuarios a través de un itinerario en el que la formación sea realmente útil para la empleabilidad.
  • Que las organizaciones implicadas dispongan de recursos económicos suficientes para mantener los servicios de orientación de forma continuada.
  • La modificación de leyes que perjudican a los colectivos más vulnerables como personas inmigrantes y que dificultan su inserción en los procesos formales para encontrar trabajo.

Como conclusión general del taller se consideró que los principales aspectos de la metodología del proyecto parecen apropiados para lograr un buen resultado. La ruptura del proceso de integración en pequeños pasos y la coordinación entre las partes interesadas puede ayudar a conseguir una mayor eficiencia de la gestión del caso de cada cliente. De igual manera se fomenta la reflexión de los profesionales de la orientación sobre cuestiones clave en su trabajo diario. Lamentablemente no hubo consenso en cuanto a los pasos necesarios para describir la “escalera” que defina la integración en el mercado laboral en el contexto español.